domingo, 21 de noviembre de 2010

iluminaciones en la ducha



Iluminaciones en la ducha

En realidad, si me pongo a pensar, la absurdidad de creer que mi vida debería ser distinta a la que es, es… bastante desquiciada. Como si funcionáramos desligados del curso de todo un universo infinito, de personas, de fenómenos, de energías, de sucesos, de temperaturas.
El presente es el que es. Puedo cambiarlo? Lo cambio. No puedo cambiarlo? Nada que hacer. Sino todo es una especie de encadenado interminable de ideas sobre como debería ser o no ser, lo que es.
????????????????????????????????????????????????????????????????????

Lo que es, está bien. Visto desde un lugar en el que nada es por sentado, todo es bienvenido. El calor de esta tarde, el viento tremendo de hace una hora, la lluvia de ahora mismo. Que calma todas las plantas sedientas, volviéndolas vigorosas, fosforescentes, alegres y aliviadas. Se siente la clorofila en el aire, oxígeno puro. Noche de lluvia, el sonido es hermoso y apacible. Cada muy tanto pasa un auto por la calle, despacito, las ruedas deslizándose en el piso mojado. Mis compañeros de casa descansan.
Lo que es, está muy bien, yo creo. Es, de hecho, bastante milagroso… No?

martes, 2 de noviembre de 2010

viernes, 29 de octubre de 2010

acuarelas parte 1






la naturaleza y yo




lunes, 20 de septiembre de 2010

viernes, 17 de septiembre de 2010

Día del Maestro

enseñar es bastante agotador, pero cuando pasan estas cosas, se compensa todo, y más también. entonces siento que recibo lo que doy, pero triplicado. y esa, es una sensación muy poderosa.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

That´s not my name

A veces, lo único que hace falta para curarse es un buen baile, a la nochecita, a todo volumen.
Esto es The Tin Tings, el disco se llama We started nothing, y la canción es That´s not my name.
La mejor música para bailar que escuché en bastante tiempo. Enjoy!

http://www.youtube.com/watch?v=78fY0WbtdXM&feature=related

viernes, 3 de septiembre de 2010

viernes, 20 de agosto de 2010

camper

soñando con casas rodantes... creo que por eso me gustan tanto los caracoles, que llevan el hogar a cuestas, y en cualquier lado pueden parar a descansar, así sin más. sin miedo a haberse olvidado las llaves, haber dejado el gas abierto, dejar una luz prendida por las dudas...
libre. una vida de viaje, sin lugar al que volver, salvo adentro de uno mismo. conocer lugares distintos, no hacer hábitos más que el de andar y mirar alrededor...
no se bien cómo, ni exactamente cuando pero, dentro de no mucho voy a hacer un viaje en casa rodante!











martes, 17 de agosto de 2010

Aquí se está trabajando























Reserva Natural, a solo 15 minutos de casa!